¡A quién le van a interesar mis datos!

¡A quién le van a interesar mis datos!

Tenemos derecho a que la privacidad de nuestros datos personales esté protegida, si no, corremos el riesgo de que los ciberdelincuentes los utilicen de forma fraudulenta en actividades ilícitas.

Y no solo los ciberdelincuentes, muchas compañías están interesadas en recopilar nuestra información personal para generar publicidad dirigida, personalizada con nuestros gustos y hábitos o para llevar a cabo estudios estadísticos y elaborar perfiles de consumidores.

¿Cómo funciona la publicidad dirigida?
La publicidad dirigida, como su nombre indica, es un tipo de publicidad orientada a un público objetivo. Tiene en cuenta nuestros intereses y hábitos para ofrecernos productos y servicios que se adecúen a ellos. Esta información la obtienen por distintas vías:

A) A través de las cookies. Al acceder a una web y utilizarlas se puede obtener mucha información de nosotros, como cuánto tiempo hemos pasado en la web, el idioma y otras personalizaciones. Existen muchos tipos de cookies, pero las cookies de terceros pueden presentar una amenaza para nuestra privacidad.

Son utilizadas para crear perfiles de usuarios a partir de nuestros gustos y hábitos de consumo y son explotadas con fines publicitarios.

B) A través del almacenamiento local de tu navegador. Esta información no tiene fecha de caducidad, a no ser que eliminemos el caché de nuestro navegador, y ofrece información sobre nuestro navegador, el historial de búsquedas y actividad en Internet.

Aunque el acceso a estos datos está restringido puede no ser suficiente, por lo que se recomienda eliminar el historial y la caché cada cierto tiempo.

C) A través de las grabaciones de voz de tu dispositivo móvil. Asistentes de voz que se activan al decir “ok Google” en Android u “oye Siri” para iOS, así como aplicaciones a las que permitamos el acceso al micrófono de nuestro dispositivo móvil, podrían hacer uso de las grabaciones y ofrecerte publicidad dirigida según tus gustos y basadas en las consultas realizadas.

¿Cómo podemos prevenirlo?

Nuestra privacidad nos preocupa a todos, y aunque cada vez existen métodos de seguimiento más sofisticados para analizar nuestra actividad online, no estamos desprotegidos. A continuación, se muestran algunos consejos que nos ayudarán a proteger nuestra privacidad:

  • No aceptes las cookies de terceros en las páginas web que visites.
  • Borra tu historial habitualmente y utiliza la navegación oculta para aumentar el nivel de protección y control que tienes sobre tus datos y tu privacidad.
  • Desactiva la geolocalización y evita que los sitios web conozcan tu ubicación.
  • Esto puede realizarse desde las opciones avanzadas de tu navegador.
  • Accede siempre a sitios seguros “https”. Desconfía de las webs que no tengan el certificado de seguridad y nunca utilices tus datos personales (credenciales, correo electrónico o datos bancarios) en ellas.

Fuente: https://www.osi.es/es/actualidad/historias-reales/2020/01/28/quien-le-van-interesar-mis-datos-dia-europeo-de-proteccion-de

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.